martes, 11 de abril de 2017

Extracto fermentado de ortiga

Este año pasado hemos empezado a experimentar con algunos extractos fermentados de plantas. El de ortiga se emplea mucho para fortificar las plantas, y es uno de los principales a preparar.  Así que ha sido el primero en preparar y aplicar. 


Puede usarse ortiga fresca o seca, pero por simplificar, nosotros la usamos fresca. Mejor preparar en cantidad y después guardarla, la necesaria para que llegue hasta el próximo año. 


Usamos unos 800g de ortiga fresca por cada 10 litros de agua.

Picamos en cachos pequeños la ortiga y removemos todos los días. (Un cubo o tina con un pedazo de tela o plástico por encima, tapado, pero que deje respirar. Mejor hacerlo en un sitio que no le dé el sol,  pero que no sea frío) 


Aparecerán unas burbujas de fermentación, muy pequeñas (que nada tienen que ver con las burbujas que producimos al remover).



Cuando estas burbujas paran (puede tardar, desde 5 días a 30 días, dependiendo de la temperatura), filtramos inmediatamente y guardamos en unas garrafas estancas en un lugar mejor oscuro y sin luz directa.




Uso: 1 litro de extracto por cada 18 litros de agua (para pulverizar con máquina), o 1 litro por cada 8 litros de agua (para regar con regadera).

martes, 28 de marzo de 2017

Descortezando pinos para ampliar la Vivienda-Refugio

Este año tenemos pensado cerrar, para incluir dentro de la vivienda, lo que antes era la pérgola.

Aprovechando que en este último vendaval del invierno han caído muchos pinos enteros (y en perfectas condiciones), los hemos aprovechado para preparalos para los pilares, vigas y viguetas. Así que estos días hemos estado, entre otras cosas,  descortezando todo.


Quedarán así hasta que sequen un poco, y más tarde, les daremos algo de forma, cepillaremos un poco y trataremos antes de colocarlos.


Para no perder la costumbre, como todos los veranos, tocará bioconstrucción! Empezamos la temporada! 😉



domingo, 26 de marzo de 2017

Nevando en marzo

Así amanecíamos este jueves. Llevamos seis años en esta finca y es la primera vez que hemos visto cuajar algo de nieve.


En la huerta hay poco cultivo en esta época, solo algún resto de repollo, col lombarda y chirivías que han resistido el duro invierno de este año (hemos alcanzado una mínima que nunca antes había visto aquí, -12°C)


Pero a muchos frutales los ha pillado en plena floración, veremos si aún tendremos algo de fruta. Al menos, los manzanos se han esperado un poco.

martes, 27 de diciembre de 2016

Recogiendo finca castaño

Hemos recogido muchísimas calabazas y bastante maíz de la Finca del castaño este año. Además de muchísimos calabacines y judías que hemos estado comiendo todo el verano, y alguna que otra okra, que hemos intentado introducir en la huerta este año.

Recogiendo las calabazas entre el maíz

La verdad, las calabazas casi desbordan el espacio que tenemos de cobertizo, que, aunque hemos aumentado este año, un hueco lo han ocupado las ovejas.


Así que (para ir librando tanta calabaza) hemos preparado un montón de recetas con calabaza.





viernes, 23 de septiembre de 2016

De hierba y manzanas


Esta época es de bastante movimiento, y vamos apurando los trabajos antes de que lleguen las lluvias y el frío. Tener la leña lista para el invierno, preparar conservas con los excedentes de la huerta, terminar cosillas de construcción...

Una de las fincas que tenemos pendiente para preparar es la Finca de los Manzanos (este invierno pasado hemos empezado a cerrarla). Así que estos días estamos segando algo de hierba para poder tener algo para los días de mucha lluvia en invierno para nuestras 3 lanudas. Y de paso facilitamos algo la recogida de manzanas, aunque este año hay muy poca cosecha, cuando normalmente hay muchísimas. La verdad, no es año de mucha fruta, pero aunque pocas, probaremos alguna manzana.

Durante este año trabajaremos en ella, así que iremos hablando bastante de esta finca por aquí...

jueves, 21 de julio de 2016

Patatas y maíz van creciendo (un mes después)- Finca Castaño


La finca del castaño va avanzando, y las plantas se ven crecer día a día, sobre todo maíz y calabazas. Es muy buena tierra, y lleva años descansada, así que da gusto cómo y qué rapido crece todo.


Las judías de mata alta han desaparecido casi por completo (apenas han sobrevivido algunas pocas a la cava del jabalí), pero justo al lado tenemos unos pequeños bancales con judías de mata baja que están repletos de flores. 

Phaesolus vulgaris L. (Mongeta del Cuc), que conseguimos el año pasado en Les Refards 

domingo, 10 de julio de 2016

Pintando el baño

Seguimos con los acabados del baño a ratos, mientras la huerta sigue su ritmo, y continuamos con las obras del cobertizo.

Después de los revocos finos, y de hacer varias pruebas con las pinturas, empezamos con la última capa.


Hemos preparado la pintura a base de caseína y bórax (siguiendo la receta del libro de Casas de paja, de Rikki Nitzkin y Maren Termens, pongo foto de la receta, que sería  "Pintura de caseína con bórax").





En 3 paredes elegimos como base el color natural de nuestra arcilla, que al final quedaba:

- 2 partes de polvo de caseína (ácida industrial)
- 8 de agua

- 1 bórax
- 2 agua

- 6 partes de agua a esa mezcla
- 9 partes de arcilla cribada (lo más fina posible)

El resultado: Genial! Aunque rústico, porque la base de la pared no era lisa perfecta; pero la resistencia es genial, queda muy duro, resiste los golpes y se puede limpiar perfectamente.



A una de la paredes decidimos darle algo de color. Lo bueno de tener un montón de óxidos y micas naturales en casa, es que hemos podido hacer un montón de pruebas. Teníamos en mente tonos azules, así que me puse a mezclar. Todas con base de óxido de zinc.






La parte de arriba son con mezclas de micas, desde turquesa pura, mezclando con mica azul profunda, blanca y algo de dorada.

La de abajo son con óxido azul, en diferentes proporciones, y añadiendo algo de óxido verde y micas.



Al final nos decantamos por los turquesas. Algo más caro, por ser a base de micas, pero era una superficie muy pequeña, así que...



Misma receta,  pero con algo menos de agua,  ya que al no llevar arcilla, solo una pequeña parte de óxido de zinc de base, la mezcla sería muy líquida.

-2 partes de caseína
-8 de agua
-1 borax
-2 agua
- 3 partes de agua a esa mezcla ( en las que ya previamente tendría que estar bien mezclado el óxido de zinc)
- Color: (en este caso)
  • 50 g de óxido de zinc (me quedé sin él en el último momento, así que puse 25g de óxido de zinc y 25g de dióxido de titanio)
  • 15 g de mica turquesa
  • 3 g de mica azul profundo


Resultado: varias cosillas a corregir, por si alguien se anima, que aprenda un poco de mis errores ;)

La mezcla, algo líquida, así que al extenderla con rodillo parece que no cubre. No hay problema si se va a  aplicar una segunda capa, pero si eligiera ese caso, no metería tanto pigmento en la primera capa, sino una base blanca,  por ejemplo. Otra solución sería aumentar la cantidad de óxido de zinc de base (aclararía el color), o disminuir la de agua (rendiría algo menos).

Segundo problema, mezclar mejor el óxido de zinc en agua previamente (y eso que por experiencia ya lo sé), o un método, más rápido,  colarlo antes de añadirlo a la mezcla de caseína+ bórax, para que no queden grumos. (

Aún así, resultado en resistencia genial. Y el color, con una sola capa, parece como envejecido y con mucho brillo. Muy rústico-arabesco. Con una segunda capa quedaría un color más uniforme, pero ¿podría perder algo de brillo? Si me animo con una segunda capa,  lo cuento. ;)

El siguiente paso, ¡impermeabilizar el relieve de la bañera!